Lo que está pasando ahora

La batalla continúa

La América que conocemos protege a los vulnerables y fortalece a las familias. Es la América por la que seguiremos luchando. Y es la América que hoy está amenazada por la insensibilidad de la administración Trump y las políticas anti-inmigrantes draconianas.

Aunque el Presidente Donald Trump no se ha movido como prometió para deshacerse de la ley de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), la horrible retórica anti-inmigrante de su campaña ha resultado en políticas que atentan contra los derechos civiles de inmigrantes y todos los latinos.  

En sólo unos meses, el Departamento de Inmigración y Aduanas ha detenido aproximadamente 40 por ciento más personas, separando familias y desgarrando comunidades.  

El presidente ha declarado que sólo está interesado en sacar a los inmigrantes indocumentados con antecedentes delictivos, pero la realidad es muy diferente. Desde que asumió el cargo, han sido deportadas más del doble de personas sin delitos de importancia, comparado con el mismo periodo del año pasado.

El presupuesto de rompe y rasga de Trump pide incrementar el gasto en el control de inmigración, cuando el gobierno ya gasta más en control de inmigración que en todas las demás agencias gubernamentales de control de la ley federal combinadas. De hecho, esta administración ha pedido al Congreso $1.4 billones adicionales para detener y deportar inmigrantes.   

Nuestro país es más fuerte cuando trabajamos unidos. Continuaremos abogando por los valores básicos de nuestro país y por proteger y defender a los latinos e inmigrantes de manera que todos podamos buscar oportunidades para contribuir plenamente a nuestra nación.