COMUNICADO DE PRENSA

NCLR Elogia la Regulación de la CFPB para Frenar las Prácticas de Préstamos de Día de Pago Abusivas

Las normas son un buen principio, pero se necesita hacer aún más para cerrar las lagunas legales

2 de junio de 2016

Contacto:
Julián Teixeira
(202) 776-1812
jteixeira@nclr.org


WASHINGTON, D.C.—Hoy, el NCLR (Consejo Nacional de La Raza) aplaudió a la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) cuando dio a conocer las reglas propuestas para regular la industria de los préstamos de día de pago. Esta industria tiene un historial de manejar productos financieros inseguros y que atrapan en un ciclo de endeudamiento a muchos estadounidenses trabajadores, incluyendo latinos, y estas reglas son un gran alivio para muchos consumidores que dependen de cada cheque de pago para estar al día. No obstante, el NCLR también insta a la CFPB a cerrar varias lagunas legales que aún permiten las peores prácticas con referencia a estos préstamos.

“Para los individuos que luchan para llegar a fin de mes, las opciones de productos financieros seguros y asequibles, especialmente los créditos de cantidades pequeñas (micro préstamos), son a menudo limitadas. Los préstamos de día de pago pueden parecer una buena idea, pero están estructurados con la intención de mantener a los prestatarios en el círculo vicioso de la deuda que causa a millones de estadounidenses trabajadores graves dificultades financieras”, dijo Janet Murguía, presidenta y directora general del NCLR.

“Y hasta hoy, este mercado no había sido regulado” agregó Murguía. “El NCLR apoya la regulación propuesta por la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor para eliminar la trampa de la deuda de los préstamos de día de pago, la cual ha enganchado a muchos de nuestra comunidad con la promesa de una ayuda financiera a corto plazo. Reconocemos que hay mucho por hacer para asegurarnos de que la regulación de la CFPB proteja a los consumidores más vulnerables contra los préstamos abusivos de día de pago, de título de automóvil y de cuotas a largo plazo”.

Según cifras recientes, un préstamo típico de día de pago tiene una exorbitante tasa de porcentaje anual (APR, por sus siglas en inglés) del 391 por ciento y se otorga sin considerar la capacidad de pago del prestatario. Las comunidades de color, incluyendo a los latinos, son blanco deliberado tanto de las tiendas como del servicio en línea de los prestamistas de día de pago. Los estudios han señalado que la raza y la etnia son los principales factores para determinar la ubicación de los prestamistas de día de pago, concentrándose estos negocios mayormente en comunidades minoritarias y de bajos ingresos.

Esta focalización, junto con el alto porcentaje de comunidades de color que no tiene acceso a la banca tradicional, crea una combinación económicamente estresante en la que los prestatarios vulnerables tienen pocas opciones.

Por mucho tiempo el NCLR ha abogado por una normativa nacional que ayuda a proteger a los consumidores contra las prácticas de préstamos abusivas, una meta que comparten varios dirigentes latinos locales. En los últimos años, los afiliados del NCLR han recopilado historias de préstamos de día de pago de prestatarios latinos que muestran el daño que enfrentan los estadounidenses debido a la falta de protección del consumidor en este mercado. La serie semanal del blog del NCLR, “Truth in Payday Lending,” resalta cerca de una docena de estas historias de prestatarios en California, Florida, Idaho, Missouri y Ohio. El NCLR también tiene recursos en inglés y español para aquellos prestatarios que están considerando un préstamo de día de pago o tratando de averiguar cómo salir del ciclo de endeudamiento. En la página de Internet del NCLR puede encontrar la información de contacto de varios asesores financieros que son parte de su Red de Afiliados, una lista con otras alternativas de productos y servicios para créditos de cantidades pequeñas, así como videos que explican los problemas de los préstamos de día de pago y cómo participar en la campaña del NCLR sobre la regulación propuesta de la CFPB.

Aunque al NCLR le complace el hecho de que la regulación se afianza en el principio de que los préstamos deberían otorgarse de acuerdo a la capacidad de pago del prestatario, las protecciones contra la refinanciación del préstamo deben fortalecerse. El criterio fundamental de “capacidad de pago” está socavado por las imperfecciones de la aplicación de la regulación, ya que algunos préstamos están exentos completamente del requisito de este criterio. Para prevenir los daños que causan los préstamos no asequibles, no pueden haber exenciones.

En los próximos 90 días, el NCLR estará trabajando para garantizar que la regulación responda a las necesidades de la comunidad latina y que verdaderamente ponga fin a la trampa de la deuda, que ha permitido a esta industria sacar ganancias a costa de la vulnerabilidad financiera de los consumidores. Para asegurarnos de que se aborden estas lagunas legales en la nueva regulación, por favor envíe sus comentarios en la página http://stoppaydaypredators.org/espanol/.

NCLR (Consejo Nacional de La Raza) es la organización nacional más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos y trabaja para mejorar sus oportunidades. Para más información sobre el NCLR, por favor visite www.nclr.org o síganos en Facebook y Twitter.