Comunicado de prensa

Nuevo reporte enfatiza la importancia del enfoque cultural en la salud mental de los jóvenes latinos

El incorporar la cultura y la comunidad en el tratamiento es clave para ayudar a una juventud fuerte pero vulnerable

20 de diciembre de 2016

Contact:
Kathy Mimberg
kmimberg@nclr.org
(202) 776-1714

WASHINGTON, D.C.— En un nuevo reporte publicado hoy, el Consejo Nacional de la Raza, NCLR (por sus siglas en inglés) enfatizó la importancia de que los servicios de salud mental que reciben los jóvenes latinos se enfoquen en los aspectos culturales.  A pesar de la capacidad de recuperación que han demostrado tener los jóvenes latinos, muchos de los cuales se ven afectados por la pobreza, la discriminación y otras adversidades, estos sufren un número más alto de síntomas de depresión y riesgo de suicidio que cualquier otro grupo étnico de la nación y se enfrentan a múltiples barreras para poder recibir los servicios de prevención y tratamiento disponibles. En este reporte, el NCLR aplaude el proyecto de ley recientemente aprobado 21st Century Cures Act , como un paso importante para que la salud mental se convierta en una prioridad nacional y en apoyar la expansión de las prácticas de salud mental que estén basadas no solo en la evidencia sino que sean también culturalmente adecuadas.

“Hoy en día, la juventud latina se enfrenta a muchos más factores estresantes que nunca antes, con un aumento en los niveles de ansiedad, que proviene no solo de las presiones usuales que padecen los adolescentes de ser exitosos en la escuela y prepararse para la fuerza laboral, sino también se enfrentan al clima post-eleccionario donde han aumentado los incidentes de intolerancia y la preocupación de que sus familiares sean deportados,” dijo Janet Murguía, presidente y CEO del NCLR. “Es esencial que estos niños tengan acceso a programas de salud mental enfocados en su cultura y en su comunidad. Dado que el 95 porciento de los jóvenes latinos son ciudadanos de los Estados Unidos, su bienestar es vital para el futuro de nuestra nación.”

En este estudio titulado en inglés “Mental Health Services for Latino Youth: Bridging Culture and Evidence,” la doctora Patricia Foxen, directora de investigación del NCLR describe el panorama de la salud mental de la juventud latina, incluyendo los factores de riesgo, los tratamientos que existen y el debate sobre las estrategias de cómo tratar a los jóvenes latinos y de cómo deben ser evaluados los programas.  Este reporte detalla los programas de salud mental que integran los valores culturales, las creencias y las prácticas como parte de las estrategias de tratamiento y aborda temas tales como la identidad, la familia así como conceptos culturales tales como el respeto y la responsabilidad colectiva.

“Con este nuevo reporte el NCLR busca ayudar a fomentar un diálogo sobre la necesidad urgente de que las intervenciones de salud mental que reciben los jóvenes latinos y de otros grupos minoritarios sea de alta calidad y que sean tanto cultural como lingüísticamente apropiadas,” dijo Foxen. “Esperamos poder ver estrategias innovadoras que fortalezcan la capacidad de recuperación natural y que incluyan los factores que brindan seguridad tales como la familia y la comunidad. ”

Hay muchas razones para preocuparse por la salud mental de los jóvenes latinos: en el año 2015, el 46.7 porciento de las jóvenes latinas dijo sentirse triste o no tener esperanza (en comparación con el 37.9 de las jóvenes blancas y el 33.9 porciento de las afroamericanas), y en ese mismo año, el 15.1 porciento de las adolescentes latinas intentó suicidarse, comparado en el 9.8 porciento de las blancas y el 10.2 de las adolescentes afroamericanas. Foxen encontró que las intervenciones de salud mental que se hacen con jóvenes latinos suelen ser insuficientes y desconectadas de las necesidades únicas de este grupo y de las experiencias tanto de las familias como de las comunidades latinas.  Cuando los problemas de salud mental de los jóvenes latinos no se diagnostican adecuadamente, se diagnostican mal o no se tratan, el resultado suele ser que estos jóvenes tienen interacciones negativas en las escuelas y con las autoridades,  se desconectan cada vez más de la familia y la sociedad, y para muchos jóvenes latinos resulta en enfrentamientos con el sistema de justicia.

“La publicación de este reporte llega en un momento crítico para la juventud latina debido al medioambiente tóxico imperante en el cual estos jóvenes se enfrentan a altos niveles de discriminación, racismo y acoso por el mero hecho de ser latinos. Las consecuencias sociales, físicas y emocionales de estas acciones son preocupantes.  Este reporte del NCLR presenta temas culturales que se deben tener en cuenta cuando se sirve a los jóvenes latinos y describe soluciones que se ha demostrado funcionan para restablecer el balance emocional en sus vidas”, dijo el doctor Pierluigi Mancini, presidente de la junta de directores del National Latino Behavioral Health Association.

Puede leer una copia del reporte a través del siguiente enlace: http://publications.nclr.org/handle/123456789/1673.

El NCLR (Consejo Nacional de La Raza) es la organización nacional hispana más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos y trabaja para mejorar sus oportunidades. Para más información sobre el NCLR, por favor visite www.nclr.org o síganos en Facebook y Twitter.