Comunicado de prensa

NCLR lamenta la pérdida del representante Robert Garcia

27 de enero de 2017

Contacto:
Camila Gallardo
cgallardo@nclr.org
(305) 215-4259

WASHINGTON, DC—  A continuación puede encontrar las palabras de Janet Murguía, presidente y CEO del Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) tras la muerte del representante Robert Garcia:

“Es con profunda tristeza que nos hemos enterado de la muerte del ex-representante por el estado de New York, Rob Garcia. El NCLR trabajó junto al representante Garcia durante su tiempo en el Congreso de los Estados Unidos en temas relacionados a la educación, los derechos civiles y la inmigración, entre otros temas.  El congresista Garcia nos deja un rico legado, que incluye su capacidad de trabajar con ambos partidos políticos, así como su labor pionera en ayudar a unificar la comunidad latina con su esfuerzo incansable de involucrar a los oficiales electos puertorriqueños a colaborar con los temas de inmigración.

“De muchas maneras, la comunidad latina disfruta diariamente del legado que nos dejó el congresista Garcia. Su legado es evidente en la apasionada defensa de los representantes Luis Gutiérrez, José Serrano y Nydia Velázquez, tres miembros del Congreso de los Estados Unidos que son puertorriqueños y quienes se han convertidos en grandes defensores de los derechos de los inmigrantes a través de todo el país. Lo vemos también en las organizaciones latinas que han acogido soluciones de todos los espectros políticos para resolver los retos que enfrenta nuestra comunidad. Esto comenzó cuando el representante Garcia unió sus fuerzas con el representante Jack Kemp, un Republicano conservador del norte del estado de New York, para colaborar en la creación de las llamadas ‘enterprise zones’ que se crearon en las ciudades para ayudar a aliviar la pobreza y crear oportunidades, y que en la actualidad se conocen como los ‘empowerment zones’. También podemos ver su legado en la manera en la que los mexicanoamericanos, los puertorriqueños, los cubanoamericanos y las personas del Caribe, Centroamérica y Suramérica han unidos sus fuerzas y se han convertido en una sola comunidad latina. El representante Garcia fue de los primeros en luchar por lograr esta unidad cuando ayudó a crear la institución conocida como el Congressional Hispanic Caucus y se convirtió en el segundo director de la organización.

“Sin embargo, hay aspectos del legado de Garcia que a nosotros nos gustaría fueran más evidentes en los Estados Unidos de hoy en día. El distintivo de su carrera fue siempre una inmensa decencia, generosidad, compasión, empatía y un compromiso inquebrantable con la creación de oportunidades, la igualdad y la justicia. El distrito que él representaba tenía pocos inmigrantes pero él y el fallecido representante Ed Roybal se convirtieron en los líderes de la comunidad hispana durante la reforma conocida en inglés como el Immigration Reform and Control Act (IRCA). Como parte de este proceso velaron (literalmente) el comité de conferencia en el año 1986, en el cual no había ningún representante latino, para asegurarse que las enmiendas claves que ayudaran a los inmigrantes no dejaran de ser parte de dicha reforma. Gracias a su liderato, el IRCA ayudó al proceso de legalización de casi tres millones de inmigrantes indocumentados. Aunque estaba orgulloso de ser un Demócrata liberal, trabajaba a menudo con Demócratas y Republicanos conservadores. De igual manera, tenía la facilidad de trabajar con otros grupos raciales: muchas personas no saben que Bob Garcia encabezó los esfuerzos en el Congreso para convertir el cumpleaños de Martin Luther King, Jr. en un día de fiesta nacional, una lucha que nunca abandonó a pesar de que duró casi una década.

“Él era en lo más profundo de su ser una persona de mente y corazón abiertos y tenía la facilidad de hacer amigos fácilmente, desde sus constituyentes en el sur del Bronx que lo veían como su única esperanza, hasta los Republicanos conservadores de áreas rurales con quienes participaba en un grupo de oración durante los últimos años. En lo personal, yo siempre lo recordaré y estaré agradecida por su generosidad para darme consejos y recomendaciones cuando comencé a trabajar con el NCLR, lo que hizo también con un sin número de líderes hispanos de las nuevas generaciones. Nuestro más sentido pésame para su señora esposa Jane, su familia, y todos los otros muchos que lo extrañarán tanto.”

El NCLR (Consejo Nacional de La Raza) es la organización nacional hispana más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos y trabaja para mejorar sus oportunidades. Para más información sobre el NCLR, por favor visite www.nclr.org o síganos en Facebook y Twitter.