Trabajamos para aumentar el acceso al Programa Nacional de Prevención de la Diabetes

UnidosUS en colaboración con la Asociación Americana de Educadores en Diabetes crea conciencia sobre un programa nacional para mejorar la salud y el bienestar de los latinos que corren un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los latinos enfrentan un riesgo elevado de desarrollar diabetes tipo 2 y los crecientes índices de prevalencia e incidencia de la enfermedad en este sector de la población son alarmantes. Actualmente, la diabetes tipo 2 es la quinta causa de muerte entre los hispanos.

La prediabetes, el precursor de la diabetes tipo 2, es una condición donde los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero no lo suficientemente altos para que se diagnostique diabetes tipo 2. Una persona con prediabetes corre mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y puede presentar muchas otras complicaciones de salud graves, tales como enfermedades del corazón, derrames cerebrales y ceguera. Desafortunadamente, de los 84 millones de adultos en los Estados Unidos que tienen prediabetes, el 90 % no lo sabe. Lo que es peor, del 32 % de los latinos con prediabetes, sólo el 8 % sabe que la tiene.

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de tener prediabetes incluyen: tener más de 45 años, tener sobrepeso, ser físicamente inactivo, tener antecedentes familiares con diabetes, padecer de presión arterial alta, haber sido diagnosticada con diabetes gestacional y pertenecer a casi cualquier grupo étnico. Recibir un diagnóstico de prediabetes puede asustar, pero al mismo tiempo puede ser una motivación para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2, reducir el riesgo de sufrir complicaciones de salud e incluso, posiblemente, revertir la prediabetes.

PREVENCIÓN A NIVEL LOCAL Y NACIONAL

El Programa Nacional de Prevención de la Diabetes (DPP Nacional) del Centro para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) es un programa de un año que está estructurado para hacer cambios en el estilo de vida de los participantes. Estos aprenden sobre la alimentación saludable, cómo aumentar la actividad física y manejar el estrés. Los objetivos principales del programa para los participantes son la pérdida entre el 5 y el 7 % de su peso corporal y aumentar la actividad física hasta realizar 150 minutos o más a la semana de actividad; estos objetivos según el CDC pueden reducir en un 58 % el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El DPP Nacional es llevado a cabo por instructores en estilo de vida capacitados que utilizan un currículo estandarizado. El programa está preparado para hacer frente a los retos y las necesidades de distintas poblaciones ya que toma en cuenta el idioma de la audiencia y su propia competencia cultural. Debido a que los programas se imparten en entornos grupales donde la gente vive, trabaja y se reúne, también considera las posibilidades locales para que los individuos pongan en práctica los hábitos saludables. Por ejemplo, los programas de prevención de la diabetes a nivel local ofrecen contactos con recursos comunitarios para llevar una alimentación saludable.

[pdf-embedder url=”https://www.unidosus.org/wp-content/uploads/2018/09/ndpp_infographic_spa_9418.pdf”]

AUMENTAR LOS PROVEEDORES DEL DPP NACIONAL

Si bien muchas organizaciones pueden impartir el DPP Nacional, las lagunas donde hay pocos o ningún programa indican la necesidad de promoverlo. UnidosUS está trabajando para garantizar que las personas con mayor riesgo, incluidos los latinos, conozcan y tengan acceso a este programa de cambio de estilo de vida probado.

Para crear conciencia sobre el programa en la comunidad latina, UnidosUS ayudará a las organizaciones comunitarias, en particular a sus afiliadas, para que aprendan cómo ofrecer el programa en sus comunidades y aumentar las remisiones médicas al mismo.

Los afiliados de UnidosUS están en la posición ideal para ofrecer a sus comunidades el programa de manera lingüística y culturalmente apropiada. Al convertirse en proveedores del programa, los afiliados pueden ofrecer un servicio sanitario muy necesario en sus comunidades, uno que puede crear una fuerza laboral más sana y productiva, así como ayudar a administrar los costos de atención médica al prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2. Asimismo, las organizaciones también se favorecen siendo proveedores del programa, ya que es un beneficio de salud cubierto elegible para el reembolso de Medicare y pueden ser reconocidas como un hogar médico enfocado en el paciente.

Los hospitales, los sistemas sanitarios y las organizaciones comunitarias son cruciales para extender el uso del DPP Nacional. Las organizaciones que estén interesadas en ofrecer el programa para mejorar la salud y el bienestar de toda su comunidad deben visitar diabeteseducator.org/prevention 

You might also be interested in: