LAS FAMILIAS TRABAJADORAS LATINAS NO PUEDEN PERMITIR EL PLAN FISCAL DEL PARTIDO REPUBLICANO

Los estadounidenses creen en una economía justa que provea a todos la oportunidad de prosperar. El sistema fiscal de nuestro país debería reflejar eso.

Creemos que un plan de reforma fiscal equitativa debe:

  • apoyar a las familias trabajadoras y a sus hijos
  • asegurar que todos, incluso los estadounidenses más ricos y las grandes corporaciones, paguen de forma equitativa
  • aumentar la inversión para ayudar a que todos los estadounidenses que trabajan arduamente tengan un futuro más próspero.

Pero el actual plan fiscal de los Republicanos perjudicará la economía, nos costará empleos y hará grandes recortes a los programas que ayudan a nuestra comunidad.

En un momento en que deberíamos hacer más para ayudar a los estadounidenses que tratan de salir adelante, la actual administración y el Congreso nos quieren hacer retroceder a todos.

LOS MILLONARIOS OBTIENEN RECORTES TRIBUTARIOS. LAS FAMILIAS TRABAJADORAS PAGAN.

El plan fiscal de los Republicanos robaría las oportunidades de las familias trabajadoras con el fin de  forrar los bolsillos de los extremadamente ricos.

  • Beneficia al 1 % de los más ricos y a las corporaciones y llena sus bolsillos con los ingresos de los estadounidenses más pobres.
  • Requiere billones de dólares en recortes a Medicare, Medicaid y otros servicios que ayudan a la gente trabajadora todos los días.  
  • Y el plan fiscal del partido Republicano inflará el déficit. Esto lo usarán para justificar recortes presupuestarios drásticos a los programas SNAP, Medicaid, de vivienda y educación que ayudan a las familias a llegar a fin de mes y a los niños a tener una vida sana.
Progreso
EL PLAN FISCAL DEL PARTIDO REPUBLICANO AUMENTA LOS IMPUESTOS DE LOS QUE MENOS PUEDEN PAGAR

La propuesta de los Republicanos de la Cámara ataca a los inmigrantes que pagan impuestos y a sus hijos porque restringe la elegibilidad de los créditos tributarios reembolsables, tales como el Crédito por Ingreso del Trabajo, el Crédito Tributario por Hijo y el Crédito Tributario de la Oportunidad Americana. Más información aquí (Informe en inglés).

Pone en peligro los programas que sacan de la pobreza a millones de latinos cada año. Si se redujeran o recortaran los fondos por completo, muchos millones más de familias latinas y niños caerían en la pobreza.

Además, roba el futuro de nuestros jóvenes. En 2016, el número récord de 3.6 millones de estudiantes latinos se inscribió en la universidad. Para el año 2025, 1 de cada 5 estudiantes universitarios será latino. Pero el plan fiscal del partido Republicano pondrá esos sueños fuera de su alcance. Más información aquí.

Eso es malo para la comunidad latina y malo para el país.

LO QUE SIGNIFICA PARA EL PRESUPUESTO DEL PAÍS

El plan fiscal de los Republicanos es parte de la agenda antiinmigrante, antilatino y antifamilia de la administración Trump. Esto lo utilizarán para justificar reducciones drásticas en los gastos, incluyendo:

  • el recorte de $86 millones en subvenciones para los estados para Innovación y Oportunidades para la Fuerza Laboral y la reducción radical de los fondos generales del Departamento del Trabajo 
  • la reducción de $409 millones en fondos para vivienda pública y asequible
  • la escasez de fondos para subvenciones para la adquisición del idioma inglés.

El presupuesto propuesto comprometería los programas que ayudan a que los estadounidenses lleguen a fin de mes, incluso a millones de latinos. Por ejemplo:

  • los cambios a Medicaid y la reducción sustancial de los fondos empujaría a los estados a restringir la elegibilidad y/o a reducir los beneficios, lo que afectaría a 18 millones de latinos
  • eliminar la elegibilidad para el Crédito Tributario por Hijo—un crédito fiscal reembolsable a favor del trabajo y contra la pobreza—de las familias que presentan su declaración de impuestos con un número de Identificación Individual del Contribuyente (ITIN, por sus siglas en inglés), afectaría a casi cuatro millones de niños latinos que son ciudadanos de EE.UU.
  • reducir los fondos drásticamente del Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP, por sus siglas en inglés), pondría en peligro el acceso a los alimentos y la asequibilidad de 10 millones de latinos.